Nuestro Dios es comunión y compasión

         La persona  humana está en el centro de la atención compasiva de la Trinidad.

Solo cuando uno intuye desde la fe que Dios es solo Amor y descubre fascinado que no puede ser otra cosa sino Amor presente y palpitante en lo más hondo de nuestra vida, comienza a crecer libre en nuestro corazón la confianza en un Dios Trinidad del que lo único que sabemos por Jesús es que no puede sino amarnos»

(José Antonio Pagola)

trinida