Gracias por tu legado…

Tu testimonio, tu santidad, tus gestos y enseñanzas permanecerán en la vida y en el corazón de la humanidad.