Indiferencia y egoísmo empeoran problemas ambientales