“Invoca siempre a San José, sobre todo en los momentos difíciles, y confía tu existencia a este gran Santo”, pidió Francisco, invitando a los fieles italianos a unirse a la iniciativa convocada por la Conferencia Episcopal local para un momento de oración en el día del protector de la familia.

web-saint-joseph-child-shutterstock_52352359-zvonimir-atletic-ai

Bajo la mirada amorosa de San José, protector de la Sagrada Familia y de nuestras familias, pidamos al Señor que proteja a nuestras familias. De manera especial, a los enfermos, a las/os mayores y a las personas que están a su cuidado: médicos, enfermeras y voluntarios, que arriesgan sus vidas en este servicio.