¡Ven Espíritu de paz!

ENTREMOS EN EL CENÁCULO: «Todos ellos perseveraban en la oración, con un mismo espíritu en compañía de algunas mujeres, de María, la madre de Jesús, y de sus hermanos» (Hechos 1,14).
[wpvideo BERw0I4k]

TE NECESITO, ¡VEN!